Atención hospitalaria para personas con problemas de salud mental

Definición 

Es la atención indicada en aquellas situaciones de crisis en las cuales pueda haber una patología grave, y el desarrollo de procesos psicopatológicos en curso terapéutico.

En función de las características y el pronóstico del cuadro psicopatológico se diferencian en:

  • Unidades de agudos: tienen como objetivo la asistencia sanitaria integral de los episodios agudos. La intervención terapéutica combina recursos psicofarmacológicos, psicoterapéuticos y de contención institucional; se realiza indistintamente en hospitales psiquiátricos o generales. El tiempo de hospitalización es lo más breve posible.
  • Unidades de subagudos: tienen como objetivo la atención de episodios agudos de aquellas personas con trastornos mentales severos que necesitan una intervención terapéutica y rehabilitación continuada. El tiempo de hospitalización es limitado.
  • Unidades de media y larga estancia: tienen como objetivo la acogida, en régimen de internamiento, de las persones adultas con trastornos mentales severos que necesitan un control medicopsiquiàtrico de seguimiento persistente pero no intensivo. La duración del internamiento puede ser transitoria o permanente.
  • Unidades de hospitalización parcial (hospital de día): centros donde se realizan abordajes terapéuticos de carácter multidimensional (psicofarmacológico, psicoterapéutico y rehabilitación), en régimen de hospitalización diurna. Tienen como objetivo la reinserción familiar, social y laboral.
  • Unidades de referencia en psiquiatría infantil y juvenil (URPI): son las unidades especializadas en la atención de las situaciones de crisis o episodios agudos de personas de 0 a 18 años; están ubicadas en hospitales generales pediátricos de referencia y disponen de equipos especializados en psiquiatría infantil.
Si detectas cualquier error en la guía o consideras que hace falta algún recurso, comunícanoslo a través del presente formulario.

Comparte este contenido