El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamentos (SPEIS) tiene una identidad bien definida desde que se creó, a mediados del siglo XIX, con voluntad de ayuda a la ciudadanía, compromiso con la profesión y trabajo en equipo. La imagen tradicional de los bomberos que apagan fuegos se ha ido transformando progresivamente hacia la de unos y unas profesionales que intervienen en salvamentos, en situaciones de auxilio, en incidentes tecnológicos o en escapes químicos y que velan por que en la planificación de acontecimientos se atienda adecuadamente los riesgos y los escenarios cada vez más complejos de vulnerabilidad.

  • Transversalidad
  • Lealtad
  • Servicio público
  • Ejemplaridad
  • Preparación
  • Seguridad
  • Proximidad
  • Compromiso

Código de honor

¿Qué nos mueve?

  • Salvar vidas y bienes y proteger el medio ambiente.
  • Ayudar a quienes están en situación de vulnerabilidad.
  • El servicio público.

¿A qué nos comprometemos?

  • A dar todo lo que somos para salvar vidas.
  • A formarnos para ser útiles para los demás.
  • A respetar con equidad a todos los miembros y a todas las miembros del cuerpo.
  • A actuar con celeridad y eficacia allí donde sea necesario.
  • A ser solidarios y solidarias con las compañeras y los compañeros.
  • A aprender de quienes más saben.
  • A enseñar a quienes empiezan.
  • A tratar a las víctimas con cuidado, sensibilidad y respeto.
  • A vivir plenamente nuestra vocación de servicio.
  • A participar en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona.

¿Qué nos inspira?

  • Servir a todo el mundo con eficiencia e imparcialidad.
  • Garantizar la seguridad de todas las personas y bienes.

Cómo trabajamos

  • Con todos los y las miembros del servicio, formando un único cuerpo.
  • Siguiendo las órdenes de los mandos.
  • Con voluntad de cooperación y avenencia.
  • Con sentido de lealtad.
  • Dando todo lo que somos, al servicio de las personas.
  • Con audacia y espíritu de sacrificio.
  • Con fidelidad a nuestra misión.