Smart City Expo World Congress

El Ayuntamiento de Barcelona hace más de cinco años que participa en el Smart City Expo World Congress para dar visibilidad a todos los proyectos inteligentes y sostenibles de la ciudad.

Es uno de los momentos para dar visibilidad al Ayuntamiento, tanto a nivel local como internacional. Este congreso es el lugar de referencia donde ciudades y profesionales se encuentran y comparten visiones de futuro y propuestas para desarrollar y transformar las ciudades actuales de una forma más sostenible y eficiente.

El estand del Ayuntamiento es el punto de encuentro y de reunión con las diferentes ciudades y profesionales que visitan la Fira. En este estand se muestran los proyectos de ciudad ejecutados a nivel tecnológico por parte del IMI, junto con los del tejido empresarial tecnológico, que aporta soluciones tecnológicas para resolver los requerimientos de los servicios que se prestan a la ciudadanía.

Linking Talent for Barcelona

Punto de partida

En octubre del 2016 se presentó el plan “Barcelona Ciudad Digital 2017-2020, transición hacia la soberanía tecnológica”, que nace con el objetivo de superar el modelo de smart city para hacer de Barcelona una ciudad abierta, equitativa, circular y democrática. El plan se vertebra en tres ejes: transformación digital, innovación digital y empoderamiento digital.

Barcelona quiere crear una visión nueva y potente en la que la tecnología sea un instrumento para empoderar a las personas y transformar la ciudad. En una ciudad verdaderamente democrática, las ciudadanas y los ciudadanos tienen que poder acceder a un patrimonio común de conocimientos, datos abiertos e infraestructuras informativas de la ciudad para conseguir unos servicios públicos mejores y más asequibles y una mejor calidad de vida.

Barcelona aspira a liderar la transición hacia la soberanía tecnológica que permita, tanto al gobierno como a la ciudadanía, decidir y articular sus prioridades en el uso de las innovaciones tecnológicas para crear beneficios para todo el mundo.

La agenda de la soberanía tecnológica, ayudada por la adopción de software de código abierto, arquitecturas abiertas, estándares abiertos y la ética de los datos, tendría que estar al servicio del bien común. Deseamos que todo eso genere nuevos modelos económicos productivos y justos y que facilite el intercambio de conocimiento entre ciudades.

Hemos evolucionado de un proceso de arriba abajo a un proceso de abajo arriba mediante la promoción de la inteligencia colectiva y con la implicación de todos los actores clave del ecosistema de la innovación de la ciudad.

Ámbitos

El plan quiere resolver los retos de la ciudad y de las personas mediante un uso más democrático de la tecnología, impulsando la innovación digital y favoreciendo un gobierno más abierto, como herramienta para el desarrollo de una economía plural que fomente la transformación social y ambiental y que favorezca el empoderamiento ciudadano.

En cada uno de los siguientes ámbitos encontramos diferentes iniciativas y proyectos:

The right to the (smart) city

Punto de partida

Barcelona trabaja para convertirse en una ciudad con más vivienda pública y menos vehículo privado, más zonas verdes, más sostenible y democrática, más espacios donde poder ganarnos la vida y con más escenarios donde la ciudadanía se implique, se exprese y se empodere.

Se quiere garantizar el derecho a la ciudad digital, y en este SCEWC 2018 se propone convertir la tecnología en una aliada para conseguir los derechos sociales fundamentales y dar respuesta a los principales retos que tiene actualmente la ciudad, como por ejemplo la gentrificación.

La revolución digital es también la revolución de los datos. La ciudad se ha convertido en un espacio de producción masiva de datos en tiempo real: el 90 % de los datos que generamos hoy día, como ciudad, no existían hace tres años, y las nuevas tecnologías como la 5G y la internet de las cosas aumentan esta tendencia.

El plan Barcelona Ciudad Digital promueve la resolución de los retos de la ciudad y la ciudadanía mediante un uso más democrático de la tecnología, impulsando la innovación tecnológica y digital para un gobierno más abierto, como herramienta para el desarrollo de una economía plural que fomente la transformación social y ambiental, siempre teniendo en cuenta el empoderamiento ciudadano.

Ámbitos

Se necesita una tecnología que ponga a la gente en el centro y que promueva la democratización de los cuatro ámbitos en que transcurre la vida cotidiana de los ciudadanos y ciudadanas: cada mañana, salir del lugar donde vivimos —vivienda— para desplazarnos —movilidad— a un lugar donde ganar un salario o gastarlo —mercado— y, después, dedicar un tiempo al ocio, la cultura, la educación o la participación —ágora.

En cada uno de los ámbitos encontramos diferentes iniciativas y proyectos:

Humanising tech for Barcelona

Punto de partida

El empoderamiento de la ciudadanía y el análisis de los datos generados son determinantes, ya que nos revelan nuevos retos, mejoran su diagnosis y permiten captar y medir el impacto de las políticas públicas. El uso responsable y ético de los datos es un elemento esencial, y a través de la Oficina Municipal de Datos se impulsa y gestiona la gestión eficiente dentro del Ayuntamiento.

Barcelona, en el SCEWC del 2019 ha manifestado su compromiso con los objetivos definidos en la Agenda 2030, para hacer frente a los grandes retos actuales, como la lucha por la igualdad y la preservación del medio ambiente a través de los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).

Arquitectura TIC Ayuntamiento

Las tecnologías y la información de las comunicaciones del Ayuntamiento están diseñadas y construidas siguiendo un modelo de capas transversales que tienen funciones específicas y permiten desacoplar las soluciones de las tecnologías utilizadas. Por encima están los sistemas de información municipales (SI) y los servicios a la ciudadanía.

Los datos municipales están estructurados siguiendo el modelo de información de base (MIB), que unifica transversalmente todos los SI y garantiza la unicidad de los datos. El MIB incluye las entidades persona y territorio, y las relaciones administrativas que mantienen con el ayuntamiento.

El desacoplamiento de los SI con respecto a los recursos, tecnológicos o funcionales se consigue mediante plataformas tecnológicas transversales, que ofrecen y gestionan servicios a través de políticas funcionales unificadas, y facilita también la cooperación entre SI como CityOS y Sentilo.

Ámbitos

Barcelona tiene un modelo de cómo debe aplicarse la tecnología en la ciudad. De qué forma la tecnología se pone al servicio de las personas para preservar sus derechos sociales fundamentales y dar respuesta a los principales retos a los que se enfrenta hoy en día la ciudad, al mismo tiempo que sigue impulsando la economía digital y contribuye a hacer de Barcelona una ciudad estimulante, dinámica y exigente para la nueva economía, mientras se posiciona como referente internacional en el impulso y la promoción del humanismo tecnológico. Explicamos este modelo a través de tres grandes ejes: la participación, que engloba la gobernanza local y la participación ciudadana; la interacción, tanto social como económica, y la planificación urbana de ciudad, que también incluye la vivienda y la movilidad de la ciudad.

En cada uno de estos ejes hay diferentes iniciativas y proyectos:

 

Además, este año se ha dedicado un espacio a EIT Urban Mobility, donde Barcelona ha liderado la puesta en marcha de esta iniciativa y más adelante acogerá la sede de EIT Urban Mobility.

EIT Urban Mobility es una iniciativa del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) que tiene el objetivo de acelerar el cambio positivo de la movilidad para hacer los espacios urbanos más habitables.

 

 

Back to top