Comprar

Comprar un piso significa que lo adquieres a cambio de una suma convenida y que, por tanto, te conviertes en el propietario o propietaria de la vivienda.

Si quieres comprar un piso y tienes dudas, pide una copia del contrato para poder analizarlo junto con un experto en la materia antes de firmarlo, y ten en cuenta las recomendaciones antes de adquirir una vivienda de la Red de Oficinas de la Vivienda de Barcelona.

Cuestiones a tener en cuenta

Comprar una vivienda es una decisión económica importante que se debe meditar detenidamente teniendo en cuenta una serie de cuestiones. Primero de todo:

  • Si el piso es de segunda mano, comprueba la titularidad y la antigüedad real de la finca en el Registro de la Propiedad que le corresponde según el lugar donde está ubicada e infórmate sobre si tiene cargas pendientes (por ejemplo, si está embargada o tiene una hipoteca). Consulta cuál es el registro llamando al teléfono de información 932 212 499.
  • Si es obra nueva, es recomendable que compruebes el certificado de final de obra y que te proporcionen la cédula de habitabilidad. También es importante que, en el Registro Mercantil (Tel. 935 081 444), comprueves el estado de la empresa promotora.

También comprueba los siguientes aspectos:

  • El estado de la vivienda. Es imprescindible hacer una revisión a fondo tanto del piso como de la finca. Mirar con atención las paredes, las instalaciones comunes (como los ascensores, la calefacción...) y la calidad de los materiales. Además, se debe tener especial cuidado en comprobar el estado de las instalaciones de agua, gas y electricidad.
  • La ubicación de la vivienda, la facilidad de comunicaciones, los medios de transporte, los equipamientos del barrio (escuelas, tiendas, mercados, centros de atención primaria...). Ves a ver el piso en diferentes días y horas, y hazte una idea del entorno.
  • La oferta comercial debe corresponderse con la realidad. Si la publicidad garantiza calefacción, por ejemplo, este servicio debe estar.
  • La calificación urbanística de la zona y de la vivienda es muy importante ya que puede limitar la realización de obras e, incluso, puede imposibilitar la obtención de una hipoteca. También es importante para asegurarse que no tiene ninguna afectación urbanística que pueda suponer una expropiación futura del inmueble. Para conocer la calificación urbanística de una finca puedes dirigirte al Departamento de Urbanismo del Ayuntamiento de Barcelona (Av. Diagonal, 240. Tel. 932 914 444).
  • Si la vivienda está afectada por algún plan urbanístico, es recomendable pedir los detalles y mirar cómo afecta el inmueble para poder valorar las ventajas e inconvenientes.

Los gastos a cargo del comprador/a

A) Si compras una vivienda de obra nueva tienes que hacerte cargo de los siguientes gastos:

  • El IVA (actualmente el 21%).
  • El impuesto sobre actos jurídicos documentados.
  • Los gastos derivados de la constitución de hipoteca (notario, registro propiedad, gestoría, y tributos, y/o los gastos de subrogación de hipoteca).
  • Honorarios del notario, correspondientes al otorgamiento de la escritura pública y a las copias de la misma.
  • Los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Los gastos de Gestoría, derivadas de la tramitación de documentación ante Hacienda, de la liquidación de impuestos y de inscripción en el Registro de la Propiedad de la escritura publica de compraventa.
  • Contratación de servicios básicos.

B) Si compras una vivienda de segunda mano comprueba que la vivienda está libre de cargas y el propietario está al corriente de todos los pagos, por ejemplo, de las cuotas con la comunidad de propietarios y del Impuesto de Bienes Inmuebles.

Asegúrate que tiene cédula de habitabilidad, y si no pide a la persona propietaria que la renueve antes de comprar.

Además, debes hacerte cargo de los siguientes gastos:

  • El impuesto sobre transmisiones patrimoniales (ITP). Por ejemplo, en Cataluña el tipo de gravamen en la adquisición de la vivienda habitual para jóvenes es del 5% siempre que se tengan 32 años o menos y la base imponible total menos el mínimo personal y familiar, en la declaración de IRPF, no supere los 30.000 euros.
  • Los gastos derivados de la constitución de hipoteca (notario, registro propiedad, gestoría, y tributos: AJD 0,1% en viviendas declaradas protegidas y 1% en el resto de supuestos), y/o gastos de subrogación de hipoteca (notario, registro propiedad, gestoría, y tributos: exenta AJD. Se ha presentar el formulario). Consulta la web de la Agencia Tributaria de Cataluña para más información sobre el Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados.
  • Honorarios del notario, correspondientes al otorgamiento de la escritura pública ya las copias de la misma.
  • Los gastos de la inscripción en el Registro de la Propiedad.
  • Los gastos de Gestoría, derivadas de la tramitación de documentación ante Hacienda, de la liquidación de impuestos y de inscripción en el Registro de la Propiedad de la escritura pública de compraventa.
  • Contratación de servicios básicos.

En ambos casos, si se constituye una hipoteca, se deberá asumir los gastos de un seguro que como mínimo, cubra los riesgos que deriven de causas fortuitas, de fuerza mayor y de daños a terceros en el contingente del inmueble.

Asimismo, será necesario negociar con la entidad financiera los gastos de apertura del préstamo, cancelaciones parciales...