Realidad juvenil

La adolescencia y la juventud son etapas clave en el desarrollo vital de las personas. Poder hacer efectivos los derechos de ciudadanía en esta etapa de cambios, es clave para la adquisición de autonomía, para garantizar la inclusión social y asegurar el acceso al bienestar a lo largo de la vida.

Las sociedades actuales están caracterizadas por una creciente complejidad y fragmentación y, en el caso de las ciudades, se debe añadir el dinamismo y la diversidad propias del contexto urbano.

Todo ello dibuja una realidad juvenil condicionada por la incertidumbre y las dificultades, pero también por los retos y los proyectos, lo que se traduce en muchas formas de convertirse y ser joven, un mosaico heterogéneo de itinerarios e identidades.

Las políticas de juventud deben estar fundamentadas en un conocimiento específico y profundo de esta realidad compleja del hecho juvenil.

La Encuesta de jóvenes de Barcelona ha sido, desde su primera edición en 1992, un instrumento básico en este sentido.

Desde 2017, además, el Departamento de Juventud cuenta con el PRISMA - Observatorio de la juventud, el cual ofrece un muestreo y una actualización continua de los datos y las reflexiones que explican la realidad de los y las jóvenes, introduciendo también la perspectiva juvenil entre el resto de agentes que contribuyen a este objetivo.

Este conocimiento no se dirige sólo al conjunto de profesionales que trabajan en las políticas, servicios y equipamientos de juventud, sino que es un objetivo prioritario ponerlo al alcance de las personas jóvenes y del conjunto de la ciudadanía.

Así, en este apartado se pueden encontrar materiales diversos, como recopilaciones de datos, estudios e informes.

 

Fotografía de la población joven de Barcelona

  • Según el Padrón Municipal a 1 de enero de 2018, hay 391.916 jóvenes de entre 16 y 35 años en la ciudad, que representan el 24% de la población. El 50,6% son mujeres.
  • Desde el año 2005 la población joven se ha reducido en un 16%, pero desde 2016 ha comenzado a recuperarse, gracias sobre todo a la llegada de jóvenes de entre 24 y 29 años en la ciudad.
  • El 35% de los y las jóvenes de esta franja tienen nacionalidad extranjera. El 43% han nacido en el extranjero.
  • Según la Encuesta de jóvenes de 2015, el 43% de la población joven de 15 a 34 años trabaja, el 29% estudia, el 16% combina trabajo y estudios, el 10% está en paro y el 3% se encuentra en otras situaciones.