Canales y mecanismos de participación

Los canales de participación son los instrumentos que tiene la ciudadanía para incidir en la acción de gobierno mediante la promoción, el debate, la coproducción y la decisión de cuestiones relativas a las políticas municipales.

El Ayuntamiento debe facilitar los recursos necesarios para garantizar la pluralidad, y posibilitar que tengan presencia la diversidad de opiniones y perspectivas que define la ciudad de Barcelona.

Hay tres canales regulados: los órganos, los procesos y las consultas ciudadanas.  

  • Los órganos de participación de la ciudad son espacios continuados de encuentro entre el Ayuntamiento y la ciudadanía para debatir aspectos de las políticas municipales e incidir en la acción de gobierno.  Pueden ser territoriales (barrio, distrito, ciudad) o sectoriales, por ámbito de actuación, según el tema que se quiera tratar (cultura, movilidad, educación, etc.).
  • Los procesos participativos son una serie de actos, delimitados en el tiempo, destinados a promover el debate y el contraste de argumentos entre la ciudadanía o entre esta y los responsables municipales, con el fin de recoger sus opiniones y propuestas respecto de una determinada actuación municipal.
  • Las consultas ciudadanas sirven para determinar las decisiones de la ciudadanía sobre temas importantes de la ciudad, mediante el voto directo, libre, igual y secreto, de manera presencial o electrónica.

Todos estos canales de participación se pueden activar a partir de una iniciativa ciudadana.

Qué es la iniciativa ciudadana?

La iniciativa ciudadana es el medio con el que la ciudadanía incide en el desarrollo de las políticas públicas de la ciudad de Barcelona mediante una recogida de firmas.

Se trata de la intervención de un grupo de personas (un mínimo de tres) que demuestran que su propuesta no responde solo a intereses personales mediante la recogida de un número determinado de firmas para acreditarlo. Con una iniciativa ciudadana se puede convocar un Consejo de Barrio, solicitar la celebración de una consulta ciudadana sobre una cuestión concreta o celebrar un proceso participativo, entre otros propósitos.

La iniciativa, por tanto, reconoce la capacidad de las personas de ser agentes activos en aquello que afecta al conjunto de la comunidad.

Leer menos