En marcha una campaña municipal de concienciación de seguridad vial

X, 02/24/2021 - 13:00

Seguridad y prevención. La campaña “Esto no es accidental” combina imágenes de siniestros reales con pedagogía vial.

El objetivo de la Guardia Urbana es sensibilizar a la ciudadanía sobre que las infracciones y distracciones tienen consecuencias negativas y graves, con independencia de quién las cometa: peatones y personas que conducen los diferentes tipos de vehículos.

El Ayuntamiento de Barcelona ha puesto en marcha hoy una campaña de comunicación con el fin de concienciar a la ciudadanía y apelar a la responsabilidad individual a la hora de evitar siniestros de tráfico. Y se habla de siniestros de tráfico (y no de accidentes) porque en la mayoría de casos los siniestros son fruto de infracciones personales y evitables.

Se trata de una campaña audiovisual de sensibilización sobre las causas principales de los siniestros en la ciudad de Barcelona y sus consecuencias (personales y familiares). Para su creación, la Guardia Urbana ha seleccionado casos reales de siniestros ocurridos en la ciudad (sin víctimas mortales), con el fin de ejemplificar actitudes evitables que acabaron provocando un siniestro.

El resultado ha sido una serie de cápsulas audiovisuales que recogen los tipos de siniestros más frecuentes y que se difundirán a partir de hoy y de manera consecutiva en los canales digitales municipales. Las asociaciones de víctimas de tráfico STOP Accidentes y P(A)T han participado en uno de los vídeos, de carácter testimonial, para apoyar la campaña.

Estos vídeos actuarán como complemento de las acciones pedagógicas y de sensibilización cotidianas de la Guardia Urbana, como son las sesiones formativas a los trabajadores y trabajadoras de empresas que se desplazan por la ciudad, los talleres en las escuelas de Barcelona o las campañas de consejos para las personas mayores.

La campaña se ha estrenado con la presentación del balance de siniestralidad del año 2020. El año pasado la Guardia Urbana intervino en 5.715 siniestros con víctimas en la ciudad, un 38,26 % menos que el año pasado (hay que tener presentes las restricciones que afectaron a la movilidad de personas y vehículos en el marco del estado de alarma). Un total de 14 personas perdieron la vida en siniestros de tráfico y 141 resultaron heridas graves.