Mesa Contra la Contaminación del Aire

La Mesa Contra la Contaminación del Aire tiene el objetivo de trabajar conjuntamente con las entidades y los agentes del sector los problemas de contaminación en la ciudad.

El gobierno municipal cuenta con este espacio transversal con el fin de dar respuesta al problema de contaminación atmosférica de la ciudad. La Mesa tiene el objetivo de analizar la situación de la calidad del aire de la ciudad, proponer y desarrollar medidas correctoras, informar y sensibilizar, y hacer su seguimiento; así como analizar la actuación ante episodios de contaminación del aire.

Esta Mesa está integrada por todos los agentes implicados: servicios municipales, grupos municipales y diversas entidades y organizaciones del ámbito económico, social, ecologista, de la movilidad, de la salud y del sector científico. La necesaria complicidad del gobierno municipal con la ciudadanía y los agentes sociales permite un efecto multiplicador que puede llegar a contribuir notablemente a conseguir una ciudad más saludable.

Los niveles de calidad del aire en Barcelona

La mejora de calidad del aire en la ciudad de Barcelona ha sido, desde finales de los años 70, uno de los principales retos ambientales con los que ha tenido que convivir la ciudad y ante los que ha sido necesario definir diferentes estrategias de actuación para reducir la emisión de contaminantes locales. Sin embargo, la ciudad ya ha superado algunos retos en términos de contaminantes locales, como pueden ser la reducción del plomo o el dióxido de azufre, gracias a las mejoras tecnológicas, y legislativas aplicadas.

Actualmente, para detectar la presencia de contaminantes en el aire, el Ayuntamiento de Barcelona dispone de un centro de análisis, la Dirección de Servicios de Vigilancia Ambiental de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, ​​que controla un conjunto de estaciones integradas en la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica de Cataluña (XVPCA). En Barcelona ciudad, hay un total de 11 estaciones de la red y a través de ellos, anualmente, la Agencia de Salud Pública de Barcelona realiza informes sobre la evolución de la concentración de los contaminantes en el aire.

A día de hoy, Barcelona, ​​como otras ciudades europeas (París, Londres, Berlín o Rotterdam), supera los límites de concentración en media anual de NO2 establecidos por la UE para la protección de la salud (desde el año 2010 los límites europeos de máxima concentración media anual son 40 mg / m3 para los NO2 y las PM10). Este hecho exige que se tengan que adoptar estrategias de actuación a todos los niveles (locales, nacionales, estatales y / o europeas) para mejorar la calidad del aire de las ciudades y sus áreas metropolitanas.

La principal causa: la movilidad

Conocer la concentración de contaminantes es importante, pero igual de importante es detectar el origen de estos contaminantes. Los resultados de los estudios muestran que el sector de la movilidad es el principal causante de los problemas de calidad del aire en la ciudad, tanto a nivel de emisiones como de inmisiones.

Y en este sentido, son los 1,8 millones de desplazamientos internos-externos (que entran o salen de Barcelona) los principales causantes, ya que un 44,2% lo hacen utilizando el vehículo privado, frente al 15% de los viajeros internos.

Así, este gran flujo de circulación de vehículos que entran y salen de la ciudad es uno de los principales retos que aborda la ciudad y que pasa necesariamente por la reducción del uso de los vehículos privados a motor para acceder a la ciudad y por una mejora de la oferta del transporte público en este ámbito.

El Plan de Mejora de Calidad del Aire de Barcelona 2015-2018

Para la mejora de la calidad del aire en la ciudad, el Plan de Mejora de Calidad del Aire de Barcelona 2015-2018 es un plan transversal que recopila las diferentes estrategias a nivel de ciudad, actuaciones sobre ámbitos muy diversos como el transporte y movilidad, la industria, el sector residencial, las grandes infraestructuras de la ciudad y el sector comercial y servicios, entre otros.

Asimismo, el Plan aborda específicamente la temática del Puerto y el Aeropuerto y señala la necesidad del apoyo de Administraciones de rango superior, la Autonómica o Estatal, que permitan las mejoras del transporte público interurbano y colaboren en marcha políticas, sobre todo en ámbitos como pueden ser transporte, industria y grandes infraestructuras.

Para plantear actuaciones más valientes existe la voluntad específica de revisar el Plan actual para plantear una estrategia más integral a nivel de ciudad, pero a la vez, plantear una visión más metropolitana integrándola a una temporalidad más adecuada con otras estrategias urbanas.

La declaración de un episodio ambiental de contaminación

Barcelona está incluida en la zona de protección especial del ambiente atmosférico, Zona de Calidad del Aire A1 (ZQA1), donde la Generalitat de Cataluña puede declarar un episodio ambiental de contaminación, dado a lo establecido en su Plan de Actuaciones para la Mejora de la Calidad del Aire en Zonas de Protección Especial del Ambiente Atmosférico.

Los episodios ambientales de contaminación se declaran cuando se prevé que la situación anticiclónica pueda dar lugar a un aumento de los niveles de concentración de la contaminación atmosférica. La causa principal es un anticiclón persistente que, a menudo en época invernal, provoca que la atmósfera vea reducida su capacidad de dispersión de los contaminantes.

El Ayuntamiento de Barcelona tiene la voluntad de conseguir que los episodios no se declaren, por lo que trabaja con medidas más estructurales. En este sentido, en la Mesa Contra la Contaminación del Aire se propone crear un grupo de trabajo específico que permita definir un protocolo de actuación oficial llegado el caso.

Enlaces relacionados