La OMIC sigue prestando sus servicios a la ciudadanía de forma telemática y a través del 010. Las consultas o reclamaciones se siguen haciendo en línea. Para aquellas consultas que requieran atención presencial se concertará cita previa de lunes a viernes de 10.00 a 13.00.

Cambios en la factura de la luz

Cambios en la factura de la luz

Suministros básicos. A partir del 1 de junio, la nueva tarifa eléctrica aplicará precios diferentes en la potencia contratada y en el consumo hecho según franjas horarias

Con la reforma de la tarifa eléctrica, se quiere avanzar hacia la eficiencia energética incentivando el consumo de la luz en las horas en que la red eléctrica está menos congestionada.

Este cambio de hábitos también podría suponer un ahorro en la factura de la luz, pero debemos conocer las nuevas condiciones de las tarifas y adaptar nuestro consumo a esta eficiencia energética, de lo contrario, el resultado puede ser el inverso, un aumento del gasto en nuestra factura de la luz.

  • La nueva tarifa afectará a todos los contratos domésticos, de pequeñas empresas y locales comerciales, es decir, todos los contratos de hasta 15 kW de potencia y baja tensión pasarán automáticamente a la nueva tarifa 2.0TD.
  • También afectará a las pymes.

¿Cuáles son los principales cambios?

  • La mitad del importe de nuestra factura de la luz corresponde a la potencia contratada y al consumo que se ha hecho.
  • Todas las consumidoras, tanto las de precio regulado PVPC como las del mercado libre, pasan a tener un peaje con discriminación horaria tanto en la potencia como en el consumo de energía.
  • Eso quiere decir que el precio será diferente según el horario del consumo.
  • Aumenta la diferencia de precios entre las franjas de hora punta y de hora valle, tanto en la potencia como en el consumo de energía.

La potencia se diferencia en dos periodos (punta y valle).

Se pueden contratar potencias diferentes para cada periodo.

  • La potencia punta va de las 8.00 a las 24.00 horas.
  • La potencia valle va de las 24.00 a las 8.00 horas, y todas las horas de sábados, domingos y festivos.
  • La potencia valle será mucho más barata.

El consumo se diferencia en tres franjas horarias (punta, llana y valle).

  • El periodo de hora punta tiene el precio más elevado, de las 10.00 a las 14.00 horas y de las 18.00 a las 22.00 horas, de lunes a viernes no festivos.
  • El periodo de hora llana tiene un precio menos caro, de las 8.00 a las 10.00 horas, de las 14.00 a las 18.00 horas y de las 22.00 a las 24.00 horas.
  • El periodo de hora valle tiene un precio reducido y comprende las horas nocturnas (de las 24.00 a las 8.00 horas), y todas las horas de sábados, domingos y festivos.

¿Qué debe hacer la persona consumidora?

  • La nueva tarifación se establece de manera automática a partir del 1 de junio.
  • Por lo tanto, no hay que hacer ninguna gestión.
  • En cualquier caso, la empresa comercializadora debe comunicar el cambio de tarifa a la persona consumidora con suficiente antelación.

Recomendaciones para las personas consumidoras

Para optimizar el consumo y ahorrar en la factura, la OMIC recomienda lo siguiente:

  1. Mirar y conocer qué tipo de contrato tenemos.
      • Para las personas consumidoras acogidas al PVPC (precio voluntario para el pequeño consumidor), las comercializadoras aplicarán los nuevos precios de referencia de manera automática.
      • En el caso de las personas consumidoras con contrato de mercado libre, la comercializadora debe adaptar el precio del contrato para incorporar la diferencia de costes regulados, con dos opciones:
        • Adaptar el precio del contrato a las nuevas franjas horarias de potencia y consumo.
        • Mantener los tramos de precios que consten actualmente en el contrato (precio fijo todo el día, precios diferentes entre semana y fin de semana, etc.) aplicando al precio la diferencia de costes que resultaría del perfil de consumo.
        • Recordamos que, en última instancia, es la empresa la que debe comunicar el cambio de tarifas con suficiente antelación. Es el momento de contactar con la comercializadora y pedir información sobre la relación contractual.

    Este es el directorio de empresas comercializadoras eléctricas.

  2. Repasar la factura y el consumo que se ha hecho en los últimos 12 meses.
  3. Revisar la tarifa y adecuar la potencia contratada a las necesidades reales.
  4. Intentar ajustar la potencia y los consumos a la nueva estructura de peajes.
  5. Tener en cuenta las diversas franjas horarias y desplazar el consumo a las franjas horarias valle (las más económicas).
  6. Evitar simultanear consumos para poder reducir la potencia contratada.
  7. Escoger electrodomésticos eficientes energéticamente siempre que se pueda. Recordamos que el pasado 1 de marzo entró en vigor en la Unión Europea un nuevo sistema de etiquetado energético de los electrodomésticos para hacer más comprensible este código. En la nueva etiqueta desaparecen las categorías A+, A++ y A+++. Ahora la escala va desde la A (en verde oscuro), que indica que el producto es muy eficiente, hasta la G (en rojo), que corresponde a una eficiencia baja.

¿Y en el caso de las pymes?

  • Pasan de una diferenciación de precios de tres a seis periodos, tanto en potencia como en energía.
  • Todos los días laborables tienen tres franjas horarias: punta, llana y valle, aunque los precios varían mes a mes.
  • Los sábados, domingos y festivos están incluidos en el periodo valle (aprox. el 53 % de las horas del año son periodo valle). El número de horas valle pasa de 2.920 a 4.680 horas (5.149 horas si consideramos los periodos 5 y 6).

Tienes más información aquí.

Algunos consejos a las pymes para reducir la factura

  • Optimizar la factura. Intentar ajustar la potencia y los consumos a la nueva estructura de peajes.
  • Algunos consejos de ahorro y eficiencia energética aquí
  • Desconectar los aparatos eléctricos cuando no se estén utilizando.
  • Instalar iluminación led o bombillas de bajo consumo.
  • Instalar controles automáticos, como sensores o temporizadores, para apagar las luces en estancias donde no se están utilizando.
  • Aprovechar las horas de luz, así se reduce el coste de la iluminación y de la calefacción en invierno.
  • Instalar equipos de bajo consumo.
  • Regular el termostato de la calefacción o el aire acondicionado, idealmente, 25 ºC en verano y 20 ºC en invierno.
  • Zonificar la climatización, en lugar de tener un sistema centralizado.