La OMIC sigue prestando sus servicios a la ciudadanía de forma telemática y a través del 010. Las consultas o reclamaciones se siguen haciendo en línea. Para aquellas consultas que requieran atención presencial se concertará cita previa de lunes a viernes de 10.00 a 13.00.

El consumo responsable

El consumo es una actividad omnipresente en nuestras vidas. Cuando escogemos cómo consumimos, en cierta medida, escogemos cómo queremos vivir.

El consumo responsable es una propuesta que anima a las personas, los grupos y la sociedad a tomar conciencia de los efectos de nuestras prácticas de consumo. Nos anima a incorporar, poco a poco, nuevos hábitos que tengan efectos positivos tanto en nuestra salud y calidad de vida como en la economía local, la sociedad y el medio ambiente. Apuesta por un consumo que tenga también en cuenta sus efectos a medio y largo plazo, y por ayudar, cuando sea posible, a la organización colectiva y apoyar a alternativas como las entidades y empresas de economía social y solidaria.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona apostamos por el consumo responsable. En primer lugar, predicando con el ejemplo, a través de la contratación pública sostenible. Y también facilitando que ciudadanía, entidades y empresas puedan incorporar prácticas y ofertas de consumo comprometidas con un modelo socioeconómico más justo y sostenible. Por este motivo, hemos elaborado propuestas estratégicas como la Estrategia de Impulso del Consumo Responsable 2016-2019, el Plan de Impulso de la Economía Social y Solidaria, o el Plan Clima, entre otros.

La OMIC, con una larga trayectoria en la información y el apoyo a la ciudadanía para conocer sus derechos y deberes en materia de consumo, está también comprometida a incorporar la mirada del consumo responsable en su información. Encontrarás consejos y recomendaciones prácticos aquí.

Además, la OMIC comparte instalaciones con el Espacio Consumo Responsable, equipamiento municipal especializado en la promoción de una nueva cultura del consumo.

¿Por qué lo hacemos?

  • Porque nos puede acercar a estilos de vida más sencillos, saludables y satisfactorios. Y a un agradable sentimiento de mayor coherencia con nuestros valores.
  • Porque mediante el consumo responsable podemos dar apoyo y fortalecer prácticas económicas y situaciones laborales más justas y sostenibles
  • Y porque nos ayuda a poner nuestro grano de arena en el complejo y difícil proceso de repensar y transformar nuestro modelo socioeconómico y luchar contra el cambio climático.

Encuentra toda la información, las actividades y los recursos a tu alcance en barcelona.cat/consumresponsable.

LOS PRINCIPIOS DEL CONSUMO RESPONSABLE

ECONOMÍA SOCIAL Y SOLIDARIA

Prioriza la satisfacción de las necesidades de las personas por encima del lucro y actúa con valores democráticos, sostenibles, de participación e inclusión, etc.

ALIMENTACIÓN AGROECOLÓGICA

Basada en una producción que respeta los derechos de las personas trabajadoras, preserva los equilibrios de los ecosistemas y destaca la cultura de la tierra.

PROXIMIDAD

Productos que vienen del entorno próximo y potencian el tejido económico local y la sostenibilidad ambiental.

CUIDADO DE LAS PERSONAS

Pone a las personas en el centro, promueve el empleo de calidad y la integración de colectivos vulnerables.

BUEN VIVIR

Producto o servicio que fomenta la práctica de estilos de vida sostenibles y saludables.

GESTIÓN DEMOCRÁTICA

Promueve una participación activa e igualitaria de todas las personas miembros de la iniciativa en la toma de decisiones.

COMERCIO JUSTO

Relación comercial justa, sobre todo entre el norte y el sur, basada en valores sociales y ambientales.

PRODUCCIÓN SOSTENIBLE

Incorpora la reducción del consumo de agua, energía y materias primas y minimiza los residuos.

PREVENCIÓN DE RESIDUOS

Productos que evitan la generación de residuos, ya que duran más, son reparables, de bajo consumo, con el mínimo envasado o con el envoltorio de menos impacto.