Fuentes públicas y ornamentales

Barcelona cuenta con cerca de 1700 fuentes públicas de beber que ofrecen agua al peatón. Todas estas fuentes tienen en común el grifo para poder beber, sin tener en cuenta su morfología o material. También cuenta con fuentes ornamentales, que forman parte de las soluciones urbanísticas que aportan belleza, riqueza y vitalidad al entorno. Barcelona tiene más de 301 fuentes ornamentales que adornan avenidas, calles y parques. Son auténticas obras de arte donde el agua se convierte en lenguaje y pasa a formar parte de la creación del artista.

Las 1645 fuentes públicas que Barcelona posee ofrecen agua al peatón. Todas estas fuentes tienen en común el grifo para poder beber, sin tener en cuenta su morfología o material.

Las fuentes ornamentales forman parte de las soluciones urbanísticas que aportan belleza, riqueza y vitalidad al entorno. Barcelona tiene más de 300 fuentes ornamentales que adornan avenidas, calles y parques. Son auténticas obras de arte donde el agua se convierte en lenguaje y pasa a formar parte de la creación del artista.