Recogida de residuos domiciliarios

Con nuestra actividad diaria cada día generamos residuos: restos de productos que ya no nos sirven y de los cuales nos queremos desprender. Antes de tirarlos debemos asegurarnos de que ya no los podemos aprovechar más y tirarlos en el contenedor adecuado, para garantizar así su reciclaje y reaprovechamiento en nuevos productos siempre que sea posible.

Participar en la recogida selectiva de residuos, dando el primer paso en la separación de los desperdicios en el hogar es un gesto cívico que reduce costes ambientales, económicos y sociales. Los residuos son aprovechables a través de su reciclaje y recuperación, lo que convierte los residuos en nuevos recursos y aporta beneficios tanto ambientales como económicos y sociales para todo el mundo.

Para ello, Barcelona cuenta con servicio municipal diario para la recogida de la basura generada en los hogares que incluye contenedores en las calles para la recogida selectiva (Papel-Cartón, Vidrio, Envases, Orgánica, Desechos), buzones en las calles para la recogida neumática, servicio de recogida puerta a puerta y una amplia red de Puntos Verdes distribuida por todos los distritos de la ciudad donde entregar los residuos que no se pueden depositar en los contenedores o en los buzones de la calle.

Barcelona también cuenta con servicios especiales de recogida de residuos tales como la recogida de muebles y trastos viejos, la recogida de animales muertos, la recogida de sacos de escombros, restos de jardinería, la recogida de fibrocemento y amianto o la recogida comercial en los principales ejes de la ciudad.

Un amplio sistema de recogida de residuos para garantizar la recogida selectiva generada de los cerca de 1,6 millones de habitantes, en una ciudad donde se generan en torno a 1,35 kilos de basura por habitante/día [datos 2019].

Cuanto mejor hacemos la recogida selectiva de la basura que generamos en Barcelona, separando correctamente los restos de basura y depositándolos en el contenedor correspondiente, más contribuimos a reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera que generan las plantas de tratamiento de residuos (desechos). Y estaremos facilitando el dar una nueva vida a los productos que ya no utilizamos: de la orgánica se obtendrá biodiésel o abonos, de los vidrios reciclados se harán nuevos envases, los plásticos usados servirán para nuevos productos para la industria, etc. Nuevos usos para productos que todavía nos pueden dar servicio durante una larga temporada. ¡No lo desaprovechemos!

Desde el 1 de julio de 2020, se aplica una tasa de residuos municipal en la ciudad de Barcelona en cumplimiento de la Directiva Europea para mejorar la gestión de residuos domésticos y los compromisos establecidos en el ámbito metropolitano para incorporar sistemas de pago por el uso del servicio de recogida. Tiene el objetivo de alcanzar en el 2025 un aumento de hasta el 55 % de la recogida selectiva y por lo tanto, reducir el coste global de recogida y tratamiento de residuos. Más información en el web municipal de Hacienda.

En el marco de las campañas de sensibilización ciudadana, el Ayuntamiento de Barcelona impulsa acciones y herramientas para acompañar a los ciudadanos en la mejora de la recogida de residuos domésticos a través de acciones educativas y de formación dirigidas a la ciudadanía y a los diferentes colectivos que conforman la ciudad.

 

¿Sabías que...?
En Barcelona la recogida selectiva supone cerca del 38 % del total de la basura recogida, y tiene un coste para la ciudad de 191 euros por hogar/año. Si la recogida selectiva fuera del 60 %, el precio bajaría a 163 euros por hogar/año. El coste y la recogida de la fracción de desechos es de 206 euros/tonelada, la fracción orgánica tiene un coste de 124 euros/tonelada, y el tratamiento de papel y vidrio es de aproximadamente 45 euros/tonelada. [Datos de 2019]. Separar los residuos abarata los costes económicos globales de gestión

Sistemas de recogida domiciliaria:

Servicio de recogida selectiva en contenedores

Barcelona apuesta por una recogida selectiva diferenciada en cinco fracciones con un despliegue en toda la ciudad de contenedores diferenciados para cada una de estas y así facilitar la gestión de los residuos: envases, vidrio, papel - cartón, orgánica y resto. Todos los ciudadanos disponen de contenedores de recogida selectiva a menos de 100 metros de su domicilio.

 

El contenedor amarillo para los envases de plástico, brics y latas

Los envases se llevan a las plantas de selección, donde se separan los diferentes materiales mediante la combinación de técnicas ópticas, mecánicas y manuales. Los diversos materiales seleccionados son compactados, embalados y distribuidos a los centros de reciclaje.

Lo que se puede tirar: envases de plástico (garrafas de agua, bolsas de plástico, envases de yogur, etc.), latas de bebidas y conservas, brics, chapas y tapas de metal, papel de aluminio y film transparente, bandejas de porexpan , etc. Lo que no se puede tirar: juguetes, mangueras de regar, tubos, materiales como cintas de vídeo y CD, y envases de productos peligrosos (como disolventes o pinturas), etc.

 

El contenedor verde para el vidrio

El vidrio recogido selectivamente se lleva a la planta de reciclaje, donde se limpia, se extraen los materiales férricos con unos imanes y se tritura hasta convertirlo en polvo ( vidrio seleccionado , limpio y molido ), lo que permite fabricar envases de vidrio exactamente iguales que los originales para hacer botellas , botes, bombillas , etc.

Lo que se puede tirar: envases y botellas de vidrio.

Lo que no se puede tirar: vasos rotos, vidrios planos, espejos, restos de cerámica, platos, bombillas, fluorescentes, etc.

 

El contenedor azul para el papel y cartón
El papel y el cartón se llevan a las plantas de reciclaje, donde se convierten en grandes balas de papel triturado. Estas balas se ponen en remojo para obtener pasta de papel, que se cuela para filtrar sus materiales férricos. La pasta resultante se seca, se plancha y se hacen bobinas, que se distribuyen en las fábricas papeleras para tener una nueva vida útil.

Lo que se puede tirar: envases y cajas de cartón, periódicos, revistas, libretas sin espiral metálica, sobres, bolsas de papel, folios, papel de regalo, etc.

Lo que no se puede tirar: papel y material sucio, tales como servilletas de papel o papel de cocina manchados de aceite, etc. que van al contenedor marrón. Los brics i el papel de aluminio va al contenedor amarillo.

 

El contenedor marrón para los residuos orgánicos
Las sustancias de origen vegetal y / o animal son susceptibles de degradarse biológicamente, como los restos de comida y de jardinería. Es una fracción de residuos muy relevante, ya que constituye la tercera parte de los residuos que generamos en nuestro hogar. Estos residuos se llevan a los ecoparques, donde se convierten en compost y en biogás.

Lo que se puede tirar: restos de carne, pescado, pan, fruta, verdura, marisco y frutos secos, cáscaras de huevo, tapones de corcho, bolsas de infusión, poso del café, papel de cocina y servilletas manchados de aceite, restos de jardinería, etc.

Lo que no se puede tirar: cabellos, pañales y excrementos de animales, etc.

 

El contenedor gris para el rechazo

La fracción resto o rechazo incluye todos los residuos que no se han recogido de forma selectiva. Estos residuos se llevan a los ecoparques, donde mediante diversos procesos se separan el papel / cartón , los envases , el vidrio y otros materiales, para incorporarlos a la cadena de reciclaje. Los residuos que no pueden ser reciclados deben ir a los vertederos o deben ser incinerados. Lo idóneo es que estos tratamientos finalistas sirvan únicamente para los residuos que no se pueden reutilizar o reciclar.

Lo que se puede tirar: colillas, compresas, pañales, restos de escombros, algodón, pelo, bolígrafos y lápices usados, excrementos de animales.

Lo que no se puede tirar: bolsas de infusión, papel de cocina sucio de aceite y restos de comida (cáscaras de huevo o de marisco, etc.), restos de madera, CD, envases que contienen materiales tóxicos y peligrosos o ropa, etc.

 

Servicio de recogida neumática

La recogida neumática consiste en la disposición de una serie de puntos de vertido o buzones, todas conectadas a un punto central de aspiración por una red de tuberías subterráneas. Los buzones se encuentran en la calle, a las porterías o zonas comunitarias de los edificios o en los rellanos de cada piso.

Hay dos sistemas, según donde se lleva a cabo la aspiración: la neumática móvil (un camión se encarga de la aspiración desde unos puntos de succión fijos) y la neumática fija (la aspiración la hace una central . La recogida neumática permite depositar la basura a cualquier hora del día, no genera malos olores, reduce el tráfico de vehículos y mejora el impacto visual.

Los residuos separados de las otras fracciones (vidrio, envases de plástico, latas y papel-cartón) se deben dipositar en los contenedores correspondientes más cercanos.

 

Servicio de recogida manual de bolsas

El Ayuntamiento de Barcelona cuenta con un servicio de recogida de residuos puerta a puerta coincidiendo con zonas singulares, tales como cascos antiguos, zonas comerciales o zonas con especial dificultad para ubicar contenedores o el acceso de la flota de vehículos de recogida.

La recogida de la basura orgánica y el rechazo se lleva a cabo diariamente de lunes a domingo. Las bolsas se deben bajar a la calle y dejar delante de la portería de 20 a 22 horas. La participación de los vecinos es fundamental para la recogida puerta a puerta de bolsas de residuos. Los residuos separados de las otras fracciones (vidrio, envases de plástico, latas y papel-cartón) se deben dipositar en los contenedores correspondientes más cercanos.

El servicio de recogida especial en zonas comerciales es una manera de diferenciar y agilizar los circuitos de recogida. Este sistema restringe la hora de sacar la basura, con lo que elimina la posibilidad de que los contenedores estén llenos durante todo el día.

Para más información, consulta la guía del reciclaje.

 

Servicio de recogida 'Puerta a puerta'

El Casco Antiguo de Sarrià acoge el despliegue del primer sistema de recogida puerta a puerta de residuos en toda la ciudad. Se trata de un sistema pionero, que supone una mejora de la calidad del espacio público para los vecinos.

El despliegue del sistema de recogida puerta a puerta consta de tres fases. La primera contará con sesiones informativas y de participación, que se inician a mediados de octubre de 2017 y se irán convocando hasta el mes de diciembre. En esta primera fase ya funcionará la Oficina Permanente de atención a los vecinos, y los informadores ambientales participarán en algunos actos. La segunda fase consistirá en la campaña de comunicación, a partir de enero de 2018, en que se distribuirá el material necesario: cubos, bolsas de basura, material divulgativo, etcétera.

Está previsto que el sistema de recogida puerta a puerta, donde los residuos que se generan en los hogares son separados previamente y depositados en la calle según el modelo de recogida instaurado, se ponga en funcionamiento el 19 de febrero de 2018.

El sistema de recogida puerta a puerta implica nuevos hábitos para el ciudadano, ya que debe cumplir con el día indicado para sacar la fracción acordada de los residuos, así como en el horario de bajar la basura (de 20 a 22 horas) y el de recoger los cubos comunitarios o comerciales (antes de las 10 horas del día siguiente).

Más información

 

Plataformas móviles de contenedores de recogida selectiva en el Bon Pastor

El barrio del Bon Pastor es el primero de la ciudad en disponer de un sistema innovador de recogida de basura a través de las plataformas móviles de contenedores de recogida selectiva. El vecindario del área comprendida entre la plaza de Félix Rodríguez de la Fuente, la plaza de Robert Gerhard, la calle del Foc Follet, el paseo de Enric Sanchis, la calle de Sant Adrià y la calle de la Formiga puede utilizarlas de acuerdo con su calendario y los horarios para tirar los residuos. Todos los días en que hay recogida de basura se instalan las plataformas en los siguientes horarios:

  • Mañana: de 6.00 a 11.00 horas
  • Tarde: de 18.00 a 23.00 horas

El domingo es el único día de la semana que no hay recogida de basura.

Más información

 

Los Puntos Verdes

La ciudad de Barcelona dispone de una red de más de 21 Puntos verdes de barrio, 2 puntos verdes móviles escolares y 2 puntos verdes móviles colaboradores para el reciclaje de aquellos residuos que no se vierten en los contenedores de la calle. Los puntos verdes sirven para deshacernos de los residuos que no podemos tirar a los contenedores que encontramos en la calle. Utilizando este servicio contribuimos a mejorar el proceso de reciclaje y ayudamos a preservar el medio ambiente.

El Ayuntamiento de Barcelona cuenta con un buscador de puntos verdes on line que te ayudará a encontrar el punto verde más cercano a tu zona según los residuos que desees reciclar.

 

Otros residuos

Recogida de muebles y trastos viejos

El servicio de recogida de muebles y trastos viejos ayuda a mejorar la calidad de nuestras calles. Para facilitar la correcta recogida de residuos domésticos voluminosos, todos y cada uno de las calles de Barcelona disponen de un día específico para la recogida de muebles y trastos viejos de forma gratuita para los ciudadanos particulares. Es importante dejar los muebles el día de la semana que toca según el calendario programado en nuestra calle delante de la portería de casa entre las 20 y las 22 horas. Para saber qué día corresponde a cada calle sólo hay que consultarlo en el Portal de trámites, al 010 o a través del teléfono del civismo 900 226 226.

Qué tipo de objetos recogemos: sofás, puertas, muebles, sillas, cajas y listones de madera, persianas o juguetes rotos, entre otros. Qué no recogemos: escombros, sanitarios u objetos similares, se han hecho obras en la vivienda. En caso de neveras, frigoríficos o aparatos de aire acondicionado con componentes de CFC, hay que utilizar el punto verde para proteger el medio ambiente, ya que el CFC (clorofluorocarbono) es un elemento muy perjudicial para la capa de ozono.

Este servicio de recogida de muebles y trastos extiende en el mismo hogar de las personas con dificultades de movilidad que no tengan a nadie que los pueda bajar los muebles. Hay que acreditarlo en el momento de la recogida. Los muebles o enseres deben estar desmontados si su volumen o peso así lo exige, para poder hacerlos pasar por las puertas o bajarlos por las escaleras del inmueble.

También hay un servicio de pago de lunes a viernes que se encarga de la recogida de muebles y trastos viejos a domicilio en menos de 36 horas. Este servicio lo pueden utilizar los particulares, los comercios, las oficinas y los pequeños industriales.

Además, a partir del 1 de enero de 2019, en el Rectoret se instala un nuevo servicio de recogida de muebles y trastos viejos. Los vecinos y vecinas de esta zona deben llamar al teléfono del civismo 900 226 226 (gratuito) para solicitar la recogida de los muebles y bajarlos los martes, a partir de las 20.00 horas. El servicio de recogida los pasará a buscar al día siguiente, pero sólo se retirarán los muebles y trastos que hayan pedido a través de este servicio. Debido a los buenos resultados obtenidos en el barrio del Rectoret, a partir del 5 de noviembre de 2019 este mismo sistema se instaurará en los barrios de Mas Guimbau i Mas Sauró.

A partir del 6 de julio de 2020, los vecinos de Vallvidrera tienen que llamar al teléfono del civismo 900 226 226 para pedir el servicio de recogida de muebles y trastos viejos y sacarlos los lunes de 20:00 a 22:00 horas. No se retirarán los muebles que no se hayan pedido mediante llamada.​

 

Recogida de animales muertos

El servicio de recogida de animales muertos está dirigido tanto a vecinos como a empresas. El servicio se encarga de recoger los cuerpos de animales muertos encontrados en la vía pública o de domicilios particulares, garantizando que recibirán un tratamiento correcto. El camión que hace la recogida está especialmente acondicionado, con departamentos independientes y oportunamente refrigerados.

Llamando al 900 226 226 se establece el día y la hora de recogida. El horario de recogida es de lunes a sábado, en turno de mañana, y en caso de dos días festivos consecutivos, prestamos el servicio uno de los dos días. Este servicio está sometido a unos precios públicos, que dependen del origen y el peso del animal.

 

Programa Roba Amiga

El programa Roba Amiga es un proyecto de inserción laboral de personas con dificultades especiales mediante la reutilización de ropa y complementos viejos en buen estado. El programa Ropa Amiga contribuye a disminuir el volumen de basura que llega al vertedero y a reutilizar los residuos aprovechables.

Qué tipo de ropa se recoge: ropa confeccionada (del hogar y de vestir), zapatos, bolsos y otros complementos. Qué tipo de ropa no se recoge: residuos textiles, ropa mojada y ropa no recuperable (con parásitos o malos olores, trapos usados ​​o sucios de talleres o lugares similares).

Para más información, consulta la web del programa

 

Recogida sacos de escombros

Sentencia nº 56 del recurso contencioso-administrativo ordinario núm.123/2015:

En la ciudad de Barcelona se lleva a cabo una gran cantidad de reformas en las viviendas. Una de las repercusiones de esta actividad es la gestión de los escombros y los residuos que se generan en estas obras. Las empresas que ofrecen este servicio en Barcelona deben estar homologadas por el Ayuntamiento de la ciudad. Los sacos y los contenedores metálicos deben estar identificados con la razón social y el teléfono de los titulares, los códigos de homologación de la empresa y el indicativo que acredita que se ha pagado la exacción municipal correspondiente. Sólo se puede depositar escombros. No se permite verter muebles, enseres, trastos y cualquier otro material residual. En ningún caso los residuos pueden sobrepasar el límite superior de seguridad del saco.

A la hora de colocar los sacos y los contenedores encima de las aceras, se dejará una zona de paso peatonal de al menos un metro. Se  instalarán preferentemente delante de la obra, de modo que no impidan la visibilidad de los vehículos. Se prohíbe de ubicarlos en pasos de peatones, vados, zonas de aparcamiento prohibido, tapas de acceso a servicios públicos y hoyos de árboles. Hay que tener cuidado de no obstaculizar la circulación del agua superficial.

Los sacos de escombros se deben retirar en el plazo de las 24 horas siguientes a su colocación, en caso de no encontrarse dentro de una zona cerrada de la obra. Los escombros deben llevarse a un gestor autorizado. Si después de avisar a la empresa responsable de la recogida, ésta no responde o no efectúa el servicio, llama al 900 226 226. El Ayuntamiento instará a la empresa a recoger el saco y, si no lo hace, lo recogerá subsidiariamente y se multará la empresa responsable. Los responsables de los sacos de escombros son: la empresa que tiene impreso su nombre y teléfono en el saco y el titular de la licencia de obras. La suciedad en la vía pública a consecuencia de las obras menores es una responsabilidad compartida por el promotor, el transportista y el titular de la licencia.

 

Recogida fibrocemento con amianto

El fibrocemento con amianto es un material compuesto por cemento y fibras de amianto que se utilizaba en la construcción. Los más comunes son: Placas de uralita (onduladas o lisas), jardineras, chimeneas y salidas de humo, rejas de ventilación, tuberías, depósitos de agua, etc.

Los productos que contienen amianto no presentan riesgos para la salud si las fibras quedan unidas. Solo son perjudiciales para la salud si el fibrocemento con amianto se rompe.
Si el ciudadano cree que tiene residuos u objetos pequeños de fibrocemento con amianto deben llevar con precaución al Punto verde de zona de la Vall d’Hebron. Para evitar riesgos innecesarios, los ciudadanos deben ser siempre cuidadosos y seguir las siguientes instrucciones: no deben romper nunca el material, deben envolver el material con plástico film para evitar el desprendimiento de fibras, deben utilizar guantes y mascarilla de un solo uso al hacer la retirada y el traslado. También Se recomienda lavar la ropa que se ha utilizado sin sacudirse o si es posible deberán utilizar un mono de un solo uso.

Para cualquier duda, el Ayuntamiento de Barcelona pone a disposición del ciudadano el teléfono 010 y el teléfono de la Agencia de Residuos de Cataluña (93 567 33 00). También se puede llamar al Punto Verde del Vall d’Hebron (93 428 04 96).

 

Recogida comercial

La recogida comercial se desarrolla durante el año 2020 para dar respuesta a sus particularidades. Actualmente, en zonas concretas como en los principales ejes comerciales, se hace la recogida de la materia orgánica, de desechos, del vidrio y del papel y cartón.

Más información