El Poblenou

Poblenou (entre las calles de Badajoz, de Pallars, de la Llacuna y de Tànger)

El pasado setiembre del 2016 se implantó la primera supermanzana de este mandato en el distrito de Sant Martí, en el perímetro formado por las calles de Badajoz, de Pallars, de la Llacuna y de Tànger, a caballo entre los barrios del Poblenou y del Parc i la Llacuna del Poblenou.

Se han aplicado medidas básicas de movilidad con actuaciones temporales, reversibles y de rápida ejecución que permiten visualizar los nuevos usos que se pueden llegar a hacer.

A raíz de su implantación, se ha impulsado un proceso de valoración y propuestas abierto al vecindario para trabajar conjuntamente los ajustes necesarios para mejorar el funcionamiento y reforzar las potencialidades mediante sesiones abiertas (debates en la calle, jornada en la Universidad Pompeu Fabra, consejo de barrio, etcétera) y se ha creado una comisión de trabajo que lleva a cabo encuentros periódicos con los principales colectivos y entidades.

Tras haber escuchado las quejas y las propuestas y tras el trabajo hecho en el marco de la Comisión de Trabajo, se cierra ahora la prueba piloto: se implanta la movilidad definitiva (30 de enero de 2017) y empiezan las actuaciones en el espacio público para adaptar el modelo al territorio, a sus habitantes y a las actividades que se hacen.

Actuaciones en el espacio público

En una primera fase, que se alarga hasta la primavera del 2017, se ha actuado con pintura, mobiliario urbano y árboles en maceta para crear y remarcar las zonas de estancia y convivencia, dedicadas especialmente a los niños y a la interacción ciudadana, en tramos de calle y en cruces liberados de tráfico de vehículos de motor.

Se colocan mesas de pícnic, se instala un recorrido literario y se reserva espacio para mercados eventuales. También se crean, progresivamente y fruto del proceso de información y debate con vecinos y entidades, zonas de juegos y zonas deportivas.

Posteriormente, a partir del otoño del 2017, empieza la segunda fase de trabajos, en los que se ejecuta la urbanización estructurante del tramo de la calle de los Almogàvers, entre las calles de Roc Boronat y de la Llacuna, así como de los cruces de acceso a la supermanzana. También está prevista la progresiva urbanización estructurante de otras calles de la supermanzana.

Las obras de urbanización de las plazas de Dolors Piera e Isabel Vila también están programadas para el otoño del 2017, con una duración prevista de dos años.

Se crea una zona verde de 8.273 m2 con espacios adaptables a los usos que se definan en el proceso de información y debate con vecinos y entidades. Hay que destacar que en este espacio se construye un nuevo edificio del Patronato Municipal de la Vivienda, de 11 plantas y 68 viviendas en derecho de superficie de entre 60 y 84 m2, cuyas obras empezaron en la primavera del 2017.